Perros de Ayuda Humanitaria.Héroes anónimos I

acath perros de ayuda humanitaria

13 Ene Perros de Ayuda Humanitaria.Héroes anónimos I

Desde hace mucho tiempo los perros son parte muy importante en operativos de ayuda humanitaria.

El desarrollo como perro de ayuda humanitaria ha ido evolucionando y su cooperación ha aportado una gran beneficio para la sociedad desde hace siglos. Sin duda, el perro es el animal más humano de cuantos viven en nuestro entorno.

Con este articulo pretendemos dar a conocer a estos héroes anónimos de cuatro patas y sus emotivas historias. En esta primera etapa viajaremos por el túnel del tiempo desde el año 1800 hasta la Segunda Guerra Mundial.

Siglo XIX , nuestro primer héroe, Barry, perro de rescate montañés.

 

En la información que hemos recopilado encontramos el primer registro histórico más antiguo de perros de ayuda humanitaria que data de mediados del siglo  XVII y hace referencia a un hospicio de monjes del Gran Monte St. Bernhard donde criaban perros que trabajaban en las montañas suizas buscando a personas que hubieran quedado atrapadas bajo avalanchas. La labor de estos perros fue el origen de lo que hoy se conoce como perro de salvamento. Durante siglos continúan esta labor y aparece nuestro primer héroe.

Barry  (1800-1814)  un San Bernardo que trabajó como perro de rescate montañés en Suiza y rescató a 40 personas en sus 14 años de vida.

Barry, perro San Bernardo de Rescate

Barry, perro San Bernardo de Rescate

Años después, en la Primera Guerra Mundial se registran otras menciones como antecedente al perro de búsqueda y rescate, el perro sanitario. Fueron utilizados por el ejército francés y alemán  y bajo la protección de la Cruz Roja, buscaban heridos en los campos de batalla, trincheras y zonas de difícil acceso. Aprovechaban la noche para salir a la búsqueda y cuando localizaban algún herido le arrancaban un trozo de ropa y lo llevaban hasta el puesto de socorro y volvían de nuevo a buscar al herido, esta vez acompañados por camilleros.

El ejército alemán adiestró para servicios sanitarios a más de 2.500 perros y se ha calcula que fueron rescatadas más de 8000 personas, uno de estos perros es nuestro segundo héroe:

Sargento Stubby el perro más condecorado de la Primera Guerra Mundial.

 

Sargento Stubby, el perro más condecorado de la Primera Guerra Mundial

Sargento Stubby, el perro más condecorado de la Primera Guerra Mundial

El Sargento Stubby (1916-1926)  un Boston Bull Terrier criado en la línea de combate, que ayudó en muchas tareas entre ellas la de encontrar a los soldados heridos e incluso capturar a un espía.

El Dálmata, desde hace siglos, el perro de los bomberos.

 

Para nuestra asociación, el dálmata es una raza muy querida, la Associació Canina de Treball Humanitari ACATH se fundó gracias a Pruna y Nika, nuestras perritas dálmatas entrenadas para buscar personas desparecidas.

Seguimos indagando por la historia y nos encontramos con los “perros bomberos” y la raza más asociada a está tipología de perro de ayuda humanitaria, El Dálmata, que se convirtió en el símbolo del cuerpo de bomberos.Dadas sus características: con gran resistencia, cuerpo atlético y predilección por el calor hicieron de ellos el animal perfecto para que aguantara las altas temperaturas de un incendio.

Cuando sonaba la alarma, salían a la calle ladrando para avisar que el carruaje de bomberos iba a salir a apagar un incendio, durante su trayecto los dálmatas corrían al lado de los caballos ladrando y avisando que venían de camino.

Fotografía antigua de un Departamento de Bomberos con un perro dálmata

Fotografía antigua de un Departamento de Bomberos con un perro dálmata

Actualmente el parque de bomberos nº 20 de la ciudad de Nueva York sigue teniendo un dálmata en su estación.

La historia menciona a nuestro tercer héroe:

Moro, un perro bombero que murió el 13 de enero de 1928 y que durante 8 años despertó a los bomberos guardianes que se quedaban dormidos, asistió a todos los incendios y ayudó en el salvamento de muchas personas.

El perro de ayuda humanitaria en la Segunda Guerra Mundial.

 

En la  Segunda Guerra Mundial los perros de salvamento ya forman parte del ejército y son muy utilizados para rescates de soldados heridos.

En este periodo encontramos a los samoyedos blancos, entrenados por el ejercito ruso, fueron muy útiles en el rescate en la nieve. Localizaban a un hombre herido en mitad de la nieve, y lo arrastraban silenciosa y pacientemente hasta ponerlo a salvo. Se estima que los rusos entrenaron de un modo u otro a unos cincuenta mil perros en aquella época, antes y durante la guerra.  Nuestro cuarto héroe aparece sobre 1941:

Oleg del Glaciar, perro samoyedo patrulla

Oleg del Glaciar, perro samoyedo patrulla

Oleg del glaciar, un samoyedo de patrulla, mascota de un equipo canadiense, adoptado por uno de sus hombres y utilizado para acompañarlo en patrullas.

Son muchos los héroes anónimos, pero queremos hacer mención especial a nuestro quinto héroe.

 

Beuty, el primer perro de rescate.

 

Durante la Segunda Guerra Mundial, los perros tuvieron un papel muy importante, fueron entrenados para diversas funciones,  incluso en Gran Bretaña los reclutaban.

Nuestro quinto héroe es Beuty un terrier que sirvió durante la Segunda Guerra Mundial, y se considera el primer perro de rescate.

Beauty acompañó al Superintendente Bill Barnet durante sus misiones de rescate en Londres tras los bombardeos alemanes. Un día de 1940, en una misión, Beauty comenzó a cavar entre los escombros junto a los equipos de rescate. Minutos más tarde, un gato fue descubierto, convirtiéndose en el primero de los 63 animales que Beauty rescató durante su servicio en la Segunda Guerra Mundial.

perro ayuda humanitaria

También hubo perros  “Prisioneros de la Guerra”.

 

Frank Williams y Judy en el campo de Medan

Frank Williams y Judy en el campo de Medan

Los perros tuvieron muchos roles, no sólo como perros de ayuda humanitaria,  la mayoría se convertían en mascotas, otros en mensajeros o amigos en quien confiar, incluso también eran prisioneros de guerra “prisionero de guerra”. Nuestro sexto héroe se llama Judy, una perrita que aparece sobre 1942 en una isla deshabitada donde se encuentra con parte de una tripulación que después de ser atacada consigue llegar a la isla quedando atrapada sin apenas comida y sin agua. Esta valiente perrita comenzó a escarbar y encontró agua dulce y salvándoles así la vida. Poco después consiguieron salir de la isla pero fueron capturados por los japoneses y llevados al campo de prisioneros, allí fue adoptada por un aviador inglés que consiguió que la reconocieran como prisionero de guerra 81A. El gobierno británico la condecoró con la Medalla Dickin, que reconoce el mérito de los animales en tiempos de guerra.

El Pastor Alemán, raza de trabajo.

 

No queremos dejar de nombrar a nuestro séptimo héroe, no tan sólo por lo que hizo, sino por su raza, creada con un objetivo claro, ser el perro de trabajo, y a día de hoy sigue siendo utilizado para muchas tareas.

Bob, un Pastor Alemán, que llegó a localizar, entre ataques y bombardeos, a más de dieciséis soldados heridos. Cuando encontraba a un superviviente se echaba a su lado para que el herido tomase algún material del botiquín médico que transportaba sobre su lomo.

La historia continua y por suerte a través de ella seguimos estando acompañados de héroes anónimos.

The following two tabs change content below.
Ana Escribano Muñoz

Ana Escribano Muñoz

Secretaria Associació Canina de Treball Humanitari ACATH. Guia Canino, participa activamente junto a Nika en operativos de búsqueda y rescate.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar!

Notify of
avatar
wpDiscuz

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies